Logo_Ancora_Horiz_lq (1).png
  • Gris Icono de Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

La empatía colaborativa en la nueva normalidad


Partiendo de la idea que la empatía es la capacidad que tiene el ser humano para identificarse con otros y así compartir ciertos sentimientos, sería importante considerar saber aprovechar este gran valor. Con respecto a la atención a los clientes, la empatía es una herramienta altamente poderosa que nos ayuda a interactuar de una manera más eficiente con ellos, ya que al conocer sus necesidades y comprender en qué momento requieren de ciertos servicios, la información fluye con mayor confianza en el terreno de la comunicación.


Actualmente, el confinamiento a causa del SARS-CoV-2 está dejando en muchas personas secuelas de estrés derivado de tanta información respecto a los daños que ha causado este virus, tales como el confinamiento, la alta tasa de fallecimientos, el gran volumen de contagios, el desempleo, el miedo al contacto personal, el cierre de comercios, y sin dejar de lado, la modalidad de no salir de casa sin un tapabocas y un recipiente personal para gel antibacteriano.


Aún en medio de esta adversidad, valdría la pena recordar que a lo largo de la historia hemos sido testigos de personas que tras haber sufrido alguna tragedia que pareciera difícil o imposible de superar, han logrado hacerlo; esto se conoce actualmente como resiliencia. Ser partícipes de la llamada “nueva normalidad” no es fácil, es por esto que debemos aprender a ser resilientes y vencer la adversidad que ha provocado la pandemia actual; sobre todo, debemos salir fortalecidos. Retomando nuestro primer párrafo, es aquí donde la empatía muestra su relevancia, ya que la naturaleza del ser humano es estar en un entorno social, donde junto a otras personas jugamos, pensamos, conversamos y compartimos expe- riencias gracias a nuestras relaciones interpersonales.



El acto de compartir con empatía nuestra esencia, de manera transparente, sensible y con convicción, permea en nuestros semejantes y conlleva a mejorar mi vida y la de otras personas, y a su vez, la vida de esas personas mejora la vida de otras más. Esto contrasta con un mundo donde la tecnología enfría una de nuestras mejores caracterís- ticas como seres humanos: la sensibilidad.

La relación constante con otras personas nos invita a colaborar y, en muchas ocasiones, a llegar a objetivos colectivos. Es por esto que el concepto de “empatía colaborativa” no es solo “llevarte bien con los demás y echarles la mano”, es realmente “ponerte sus zapatos, andar su camino e identificar sus necesidades para acompañarlos a llegar a su objetivo”. A esto me refiero con “empatía colaborativa”.


Si bien es cierto que estamos atrapados en una burbuja llamada “nueva normalidad”, la empatía colaborativa reúne muchas aptitudes, pero sobre todo, reúne actitudes para unir a socios y a colaboradores de una empresa para platicar, socializar y resol- ver las necesidades de sus clientes. Es en este momento cuando las empresas, a través de sus miembros, deben refrendar toda su expe- riencia, tecnología, mercadotecnia, acercamientos y demás recursos para conocer, acompañar y resolver todas las necesidades de sus clientes.


Para finalizar, honestamente no sé si el término “empatía colaborativa” sea el correcto para lo que quiero expresar, pero sí estoy seguro de que necesitamos de este concepto para estar más cerca de cada persona y de lo que cada una requiere.


Por esta razón quiero dedicar este artículo a todas aquellas personas que logran compartir su resiliencia, que logran ser colaborativas y empáticas con cada ser vivo que necesita ser escuchado, comprendido, pero, sobre todo ACOMPAÑADO.


¡Muchas gracias!


Por Luis Enrique Muciño Conca


94 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Información relevante y noticias positivas

Ancora Newsletter

¡Suscríbete!

para recibir información pensada para ti